Datos curiosos sobre los palillos chinos

 

Hoy en día utilizamos los palillos de manera regular, nos acompañan para comer noodles, pokes, sushi y arroz. ¿Pero en dónde comienza la historia de estos sencillos, pero útiles utensilios?

Se cree que se han usado desde hace ocho mil años en países como China, Japón y Corea del Sur. Según investigaciones, los palillos se empezaron a usar durante la Dinastía Han, para que no se maltrataran las vajillas finas. Finalmente, durante la Dinastía Ming, se normalizó por completo su uso. 

En China se les conoce como Kuái Zi, que significa “bambú rápido”, haciendo referencia a lo prácticos que son y al material del que están hechos, sin embargo, en distintas culturas, se fueron creando palillos de distintos materiales para reflejar riqueza, poder o rango social. Jade, bronce y marfil, son algunos de los materiales que fueron utilizados en tiempos antiguos, cada material tiene ventajas y desventajas, e incluso se acostumbraba tallar los nombres de las familias en sus palillos.

Aunque parezcan iguales, los palillos pueden tener ligeras diferencias como la longitud, el peso y la forma, se cree que son útiles para poder alcanzar la comida que está en el centro de la mesa, ya que los platillos suelen compartirse.

En Funky Geisha la mayoría de nuestros platillos pueden ser degustados con palillos y nos encanta que nuestros comensales se sumerjan en la experiencia oriental por completo: el ambiente, los sabores, bebidas y claro, la manera de comer los alimentos. Sin duda, no podríamos imaginar cómo sería comer los platillos favoritos de Funky Geisha sin ellos.

Y tú, ¿dominas el arte de comer con palillos?